Clinica de Fertilidad

 

Clinica de Fertilidad Clinica de Fertilidad Clinica de Fertilidad Clinica de Fertilidad Clinica de Fertilidad Clinica de Fertilidad

Servicios

Fertilidad

Decidir tener el primer hijo es uno de los pasos más importantes en la vida de la pareja. De pronto, ella se interesa por los niños, se fija en la ropa de bebés que se exhiben en las tiendas y en las “gracias” que hacen los hijos de sus amigas. Y él, juega con cada niño que le sale al paso. Los pasea sobre su espalda y hasta los sienta en el volante para que ellos crean que saben manejar.

Es hora de “ponerse en campaña”, como dicen las mamás y las abuelas, quienes probablemente desde el matrimonio insisten en que la pareja aporte con un miembro más para la familia.

Pero lo que las familias no saben es que para lograr quedar embarazada se requiere algo más que amor y dedicación, factores que a veces se desconoce. La infertilidad una de las patologías que afecta a mas del 15% de las parejas en edad reproductiva, la misma que porterga el sueño de SER PADRES.

A continuación información valiosa que les permitirá poder estar bien informados sobre este tema.

¿Qué es la fertilidad?
Una pareja es considerada infértil cuando no logra una gestación tras un año de tener relaciones sexuales sin utilizar algún método anticonceptivo.

Tradicionalmente se asocia el fracaso en el logro de un embarazo a problemas de la mujer, pero las causas masculinas de infertilidad son tan frecuentes como las femeninas. Así, un tercio de los casos de infertilidad pueden ser atribuidos a factores del hombre y un tercio a dificultades que afectan a la mujer. El porcentaje restante se atribuye a una combinación de problemas de ambos u origen inexplicado, como los contaminantes ambientales y el estrés del quehacer diario.

Los especialistas en fecundación asistida aseguran que la mayor capacidad de fecundación en la mujer se produce entre los 20 y 25 años, mientras que en el hombre, a los 30 años. Por ello recomiendan a las parejas no postergar la maternidad y consultar a un especialista cuando el problema de infertilidad es de larga data.
Factores de Infertilidad
Factor Femenino:
Dentro de los problemas de fertilidad por causa femenina destacan la infección por Clamydia lo que produce deformación y obstrucción de las trompas de Falopio, la endometriosis (presencia irregular de las células que revisten el interior del útero en la región pélvica, ovarios, trompas, parte externa del útero, etc.) y que impiden un normal desarrollo del ciclo reproductivo femenino, obstrucción tubaria que produce bloqueo del paso del óvulo desde las trompas hacia la cavidad uterina, moco cervical poco receptivo, etc.
Estos problemas son tan sólo una pequeña recopilación de las condiciones patológicas o físicas que pueden provocar en una mujer problemas de fertilidad.

Factor edad:
Otro de los factores que influye al momento de querer concebir un hijo es el hecho de que la mayor capacidad de fecundación en la mujer se produce entre los 20 y 25 años, mientras que en el hombre, a los 30 años.
Así, después de los 25 años, la fertilidad femenina disminuye progresivamente, y ya cerca de los 40 años aumenta la posibilidad de que la madre embarazada desarrolle complicaciones como la hipertensión, por ejemplo.
Por ello, los especialistas estiman que es posible que si él y/o ella tienen más de esa edad, pueden tardar algo más que el común de las parejas. Por ello, recomiendan no postergar la maternidad y consultar a un especialista, cuando estimen que han intentado lo suficiente.
El especialista señala que un criterio adecuado para considerar visitar un especialista es el tiempo: si durante un año han buscado embarazarse y no lo han conseguido podría ser conveniente consultar. Otro criterio es la historia médica de cada cónyuge: si hay operaciones o enfermedades endocrinológicas presentes, es bueno consultar antes.
Eso sí, estos datos son referenciales, por lo que la pareja no debe alarmarse si está en los “treinta y tantos” y piensa tener un hijo. Recuerden que hoy la mayoría de los hombres y mujeres, dedica su juventud a estudiar y a estabilizarse laboralmente, para luego formar una familia. Y gran parte lo logra. ¡Ánimo!

Factor Masculino:
El factor más común de infertilidad masculina es la disminución en la concentración, movilidad o número de espermatozoides (azoospermia, oligospermia), por problemas de descenso de los testículos, infecciones, varicocele o causas desconocidas.
Ante estos problemas, condiciones fisiológicas o físicas, que causan problemas de fertilidad, el Instituto de Ginecología y Fertilidad (IGF) brinda una serie de tratamientos médicos dirigidos a contribuir con la pareja para que logre el anhelado sueño de SER PADRES.
Estudios básicos para detectar infertilidad en la pareja
Análisis de semen.

Comprobación de ovulación a través de un seguimiento ecográfico del ciclo y de la medición hormonal de progesterona.

Prueba de normalidad uterina y permeabilidad de las trompas de Falopio (histerosalpingografía).

Laparoscopía e histeroscopía para visualizar la cavidad abdominal y del útero y ovario.La histeroscopía se realiza por medio de fibra óptica.

Exámenes de función ovárica: se aplican en caso de ausencia o disfunción de la ovulación.
Técnicas de Reproducción Asistida

De baja complejidad:  Inseminación Intrauterina

Es un procedimiento sencillo que se lleva a cabo en el mismo consultorio. Consiste en la introducción de una muestra espermática previamente capacitada (mejorada) por el laboratorio dentro de la cavidad uterina por medio de una canula. Esta inseminación se lleva a cabo en concordancia con el momento de la ovulación diagnosticada con certeza por la ecografía, no es dolorosa y es muy sencilla de realizar, normalmente se realiza por 3 ciclos en los cuales van a quedar embarazadas el 40% de las pacientes. Si las Señoras no gestan y si lo intentan 3 ciclos mas solo van a gestar el 10% , motivo por lo que si no gestan en 3 o 4 ciclos es el momento de pasar a las técnicas de alta complejidad.

De alta complejidad: ICSI

Es un procedimiento que se aplica a los casos de factor masculino severo, en donde la cantidad y movilidad de los espermatozoides son muy bajas, o cuando no existen espermatozoides (en estos casos se extraen espermatozoides del testículo o epidídimo). Una vez que los óvulos se encuentran en medio de cultivo en el laboratorio, y la muestra espermática preparada de manera especial, se procede a realizar la microinyección de un espermatozoide en el citoplasma de un óvulo. Gracias a esta técnica se sobrepasa cualquier impedimento existente para que se lleve a cabo la fecundación y posterior desarrollo de embriones en pacientes con muestras espermáticas muy pobres. Una vez microinyectado, el óvulo es puesto en cultivo al igual que en IVF. Luego de haberse formado los embriones se procede con la transferencia embrionaria de forma similar al IVF.

IVF

También conocida como la técnica del bebe probeta, el IVF es un procedimiento destinado a lograr la fecundación de óvulos y formación de embriones en el laboratorio. Este método fue diseñado inicialmente para solucionar los problemas de obstrucción de las trompas de Falopio, pero actualmente también se utiliza para solucionar el factor masculino moderado. Consiste en reunir ambos gametos (espermatozoides y óvulos) en una placa de laboratorio en presencia de un medio cultivo específico. Una vez ocurrida la fecundación y posterior formación de embriones, se lleva a cabo la transferencia embrionaria. Esteriliza sin causa aparante y endometriosis. La transferencia embrionaria consiste en depositar los embriones formados en el laboratorio en la cavidad uterina. Esta transferencia puede realizarse a partir de las 48 horas siguientes a la aspiración folicular, y se lleva a cabo en la sala de aspiracion o transferencias, sin necesidad de utilizar anestesia.

De alta complejidad: TOMI: Técnica creada en el Perú

Si bien es cierto la técnica del ICSI resolvió uno de los problemas en fertilidad que se pensaban infranqueables, como es el caso de infertilidad factor masculino, existen algunos casos en las que se presentaba problemas al momento de la trasferencia embrionaria. Ante la necesidad de lograr éxito en estos pacientes, el Instituto de Ginecología y Fertilidad (IGF) inició un tratamiento nuevo en el Perú. Bautizado con el nombre de TOMI, una técnica de fertilidad que resulta ser producto de la combinación de dos técnicas con muy buenos resultados tanto en el IGF, como a nivel mundial, GIFT e ICSI. Y consiste en transferir a las trompas de Falopio, ovocitos que han sido microinyectados justo antes de la transferencia. De esta forma, se trata la infertilidad factor masculino severo y una de sus grandes ventajas es que se transfiere al ovocito microinyectado a su ambiente natural. Este procedimiento nos ha dado grandes resultados a lo largo del primer año de su aplicación. Actualmente existen un gran número de niños nacidos en el Perú gracias a este método. Un punto importante de la técnica, es que permite lograr la gestación en pacientes de mal pronóstico, incluso para ICSI, o que ha tenido numerosos intentos de técnicas de reproducción asistida de alta complejidad. Es un orgullo para nosotros ser la única institución en el país que cuenta con la aplicación de esta técnica y con tan buenos resultados hasta el momento.

De alta complejidad:GIFT

Es un procedimiento con un gran éxito en cuanto a lograr embarazos. Se lleva a cabo en pacientes que tienen trompas de Falopio sanas y viables. Este tratamiento se recomienda y utiliza en pacientes con problemas de fertilidad de causa desconocida o cuando es difícil la transferencia de embriones por via vaginas en IVF por ejemplo por estrechez o desviación del cuello uterino. A diferencia del IVF, en el GIFT se lleva a cabo la transferencia de gametos (masculino y femenino) a las trompas de falopio, sin que haya ocurrido un encuentro previo. Esto se realiza con la finalidad de ubicar a los gametos en el mismo ambiente natural de la fecundación, y que por alguna razón no se llevaba a cabo de manera natural. Es un procedimiento que se lleva a cabo en la sala de operaciones bajo anestesia epidural o general. La transferencia de gametos a las trompas se realiza a través de una laparoscopía, que consiste en realizar una incisión de 1 cm. debajo del ombligo, el abdomen es distendido con el gas dióxido de carbono (CO2). Un instrumento telescópico con una cámara de vídeo adjunta, es pasado a través de la incisión para poder manipular las trompas. Se realiza una incisión de 1 cm. adicional sobre la línea del vello púbico para poder transferir los gametos. El procedimiento usualmente toma 30 minutos.

 



|GINECOLOGIA|


José Antonio Encinas 141, Miraflores (esq. cuadra 18 Av. Benavides) Lima - Perú Teléfono: (511) 610-9696 Fax: (511) 444-6990
E-mail: ginefert@igf.com.pe Contamos con Playa de Estacionamiento privada
Diseñado por Publicita Perú